Todos los seguidores de la serie de TVE “Cuéntame” conocen este vino. Es el que elabora Antonio Alcántara, protagonista de la serie, en su bodega de Sagrillas (Albacete). Pero no todo lo que vemos en el cine ni en la televisión es real, y así Sagrillas no existe ni tampoco el vino…hasta ahora.

Dos amigos se han lanzado a una aventura que tiene como protagonista el vino Cruz de Sagrillas, que ya está en el mercado y ha dejado de ser un producto imaginario de televisión para llegar directamente a nuestra mesa. Mariano Alarcón, propietario de un negocio dedicado al descanso, y José María Gómez, publicista y experto en marketing, vieron una idea de negocio dando vida a este tinto, que hasta ese momento solo existía en la ficción cinematográfica.

Aunque de momento el proyecto está en su fase inicial, esperan que se vaya consolidando y que sea un negocio fructífero en un futuro no demasiado lejano. Además, estos emprendedores tienen en mente otros proyectos en los que trabajarán a largo plazo, como lanzar otras marcas de vino y tener bodega propia. Mariano Alarcón, gerente de Cruz de Sagrillas, nos explica el desarrollo del proyecto.

-¿Cómo surgió la idea de lanzar un vino con el nombre de la bodega de la serie Cuéntame?  

Tanto mi socio, Jose, como yo queríamos emprender un negocio juntos y como siempre hemos sido seguidores de la serie, pensamos en la posibilidad de lanzar al mercado un vino real con el mismo nombre que el de Cuéntame. Lo primero que hicimos fue registrar el nombre, que estaba disponible, y luego ponernos manos a la obra con la elaboración del vino. Yo tengo familia en La Mancha que tienen viñedos y también un amigo que tiene una bodega, que es donde hacemos el vino porque nosotros aún no tenemos bodega propia.

-¿Pero vosotros tenéis alguna relación con la serie? ¿Habéis tenido algún problema con el uso del nombre?

No tenemos ninguna relación con la seria más allá de ser seguidores de todas las temporadas. Y nadie nos ha puesto ninguna pega hasta ahora para usar el nombre, al menos hasta ahora…

-¿Qué fue primero: la idea de negocio o el producto a raíz de la serie?

Pues en este caso es curioso pero primero fue el producto, aunque no era real, y después la idea de negocio. No teníamos muchas esperanzas de que se pudiera usar el nombre Cruz de Sagrillas pero decidimos empezar los trámites sin decírselo a nadie hasta estar seguros de que la marca estaba disponible. Pasaron varios meses hasta que contamos a nuestros allegados el proyecto.

-¿Es vuestra primera marca de vino?

Sí, es la primera. Estamos pensando en lanzar alguna más, pero de momento queremos posicionar Cruz de Sagrillas antes de seguir avanzando. En 2015 hemos tenido una producción de 60.000 botellas y es importante venderlas para conseguir un posicionamiento adecuado de la marca. Por suerte, como el nombre ya es conocido, eso juega en nuestro favor, porque cuando vas a presentarlo a algún punto de distribución te dicen: “ese el vino de Cuéntame” y despierta cierta curiosidad.

-¿Estáis dentro de alguna DO?

De momento no pertenecemos a ninguna denominación de origen; elaboramos el vino bajo la Indicación Geográfica de Vinos de la Tierra de Castilla. Los viñedos de donde proviene la uva están ubicados en La Mancha, entre las provincias de Ciudad Real, Cuenca y Toledo.

-Define las peculiaridades de Cruz de Sagrillas

Este vino se elabora con tres variedades de uva que son garnacha (20%), syrah (40%) y monastrell (40%) y tiene una crianza de seis meses en barrica. Este coupage es lo que diferencia nuestro vino de otros que hay en el mercado y lo que le imprime personalidad. Todo el que lo prueba nos dice que es un vino elegante, equilibrado y con personalidad propia.

-¿Cómo estáis distribuyendo vuestro vino hasta el momento?

Hasta ahora nuestro único canal de distribución era la venta online para particulares a través de nuestra página web. Pero estamos creando una red nacional de distribuidores porque como somos nuevos en este negocio no es fácil llegar donde uno quiere. Nuestra idea es empezar por el mercado nacional, tanto para particulares como para hostelería, y luego exportar.

-¿Habéis pensado contactar con la productora o con el director de la serie para ofrecerles vuestro producto real?

Sí, les mandamos una caja del vino, para que lo probaran acompañado de una carta, ofreciéndole nuestro producto real para usarlo en la serie, pero no hemos tenido respuesta por su parte. A día de hoy, estamos pensado insistir en esa relación, a ver si en esta ocasión tenemos más suerte.

-Para el diseño de la etiqueta, la botella, etc… ¿os habéis inspirado en el que usan en la serie o es diseño propio?

Hemos hecho un diseño propio de la etiqueta porque el de la serie nos parecía un poco antiguo, está adaptado al gusto de la época en la que transcurre la serie y nosotros queríamos hacer algo más moderno, más acorde con la estética actual. La botella tampoco es igual y tampoco la crianza del vino es como en Cuéntame. Nosotros hemos hecho un vino fácil de beber por el público de todas las edades, con una crianza de 6 meses, que casi con total seguridad no se adaptaría a los gustos de la época de la serie.

-¿Cómo promocionáis el vino?

Hasta este momento, nuestra promoción se realiza a través de las redes sociales. Tenemos muchas ideas que iremos poniendo en marcha de forma progresiva pero ahora queremos centrarnos en hacer ver a los aficionados al vino que la marca es real, y que la conozcan y la incluyan entre sus marcas habituales de consumo. Nuestro caso es a la inversa que en cualquier otro producto, primero vino la promoción aunque el producto no existía, y luego llegó el producto así que ahora nos toca hacer ver a los consumidores que Cruz de Sagrillas es un producto que puede estar en su mesa.

Además tenemos previsto presentar el vino a algún concurso, porque los premios siempre son buenos argumentos de venta y sirven para poder promocionarlos.

-¿Qué perspectivas tenéis de cara al futuro con vuestro vino?

Lo más inminente es la salida al mercado de un reserva en el que ya estamos trabajando. Después tenemos previsto sacar un blanco y quizá un rosado pero eso ya iremos viendo. La idea es ampliar la oferta para ofrecer un producto adecuado a cada consumidor; también nos gustaría poner a la venta un pack, por ejemplo de tres botellas, con cada una de las marcas y variedades…pero vamos poco a poco.

-¿Las ventas mejoran cuando se está emitiendo la serie?

Este año, justo la semana que arrancó la nueva temporada en televisión, sí notamos un ligero incremento de las ventas, pero no fue un incremento relevante. Lo que si vemos es que tenemos consumidores que repiten como clientes y vuelven a comprar. Es posible que la primera compra sea por impulso, cuando lo ven en la serie y despierta su curiosidad, pero cuando los clientes repiten en su compra, queremos creer que es porque el vino les ha gustado.

 

Sobre el autor

Entradas relacionadas

El vino es casi tan antiguo como el tiempo; ha estado presente prácticamente desde siempre tanto en...

Cuando Juan Esteban, abuelo de los actuales propietarios de Bodegas Valderiz, plantó el viñedo en...

La finca Las Tejoneras (Villa del Prado, Madrid), donde está ubicada la bodega Nueva Valverde es...

Escribe un comentario