Todo empieza con una bellota, que es el fruto del alcornoque y su semilla. Aunque resulte difícil de creer, de una simple bellota nace un árbol que puede llegar a vivir hasta 500 años y producir corcho de calidad hasta los 300. Los alcornoques no temen el paso del tiempo. “Son realmente productivos entre los 130 y los...