Familia Torres presenta Vinyarets, una selección de vinos que muestra la diversidad y riqueza del Penedès

0
51

Familia Torres presenta Vinyarets, una selección de vinos del Penedès elaborados con variedades tradicionales, que pretende mostrar la diversidad, riqueza y singularidad de esta tierra vitivinícola milenaria.

Como productores arraigados al territorio desde el siglo XVII, este proyecto rinde homenaje al paisaje del Penedès, un mosaico de viñas entre el mar y la montaña que conforman
rincones de gran belleza, a menudo desconocido.

La colección de dos vinos se estrena con un vino tinto de la añada 2018, elaborado con garnacha, tempranillo y sumoll de viñedos meticulosamente seleccionados, buscando la suavidad y frescura frente a la concentración.

Para Miguel Torres Maczassek, quinta generación: “Este es un vino de paisaje, un vino que nos acerca a la suavidad del paisaje del Penedès, con sus colinas, montañas y el trabajo bien hecho en el viñedo. Vinyarets nace de variedades bien arraigadas al territorio, algunas de ellas minoritarias, para ponerlas en valor como parte de nuestro patrimonio vitivinícola y de nuestra historia”. Y añade: “Vinyarets es un vino para tomar con amigos y familia, un vino para disfrutar y para celebrar nuestro Penedès”.

Vinyarets procede de viñedos seleccionados del Penedès, de diferentes edades, altitudes y
microclimas, que crecen en diferentes tipos de suelos, priorizando el cultivo ecológico y la
calidad de la uva. Está integrado por viñedos de una decena de viticultores y viñedos propios que, por su ubicación y equilibrio, resultan óptimos para el desarrollo de cada variedad. Situados en las subzonas de Alts d’Ancosa – la zona más alta y fría de la DO -, Costers de l’Anoia, Turons de Vilafranca, Costers del Montmell y Vall Bitlles-Anoia, suman unas 45 hectáreas en total, de las cuales se seleccionan los mejores lotes.

La añada 2018 fue fresca, con lluvias sobre todo en primavera y en el mes de octubre, justo al terminar la vendimia. A causa de las lluvias de primavera, las temperaturas no fueron muy elevadas, aunque durante el verano se dispararon, favoreciendo una maduración lenta y gradual.

Esto ha dotado al vino de nervio y frescura, que la crianza parcial del vino en botas durante 10 meses ha suavizado preservando los aromas de fruta.

Vinyarets luce una etiqueta ilustrada con un elegante dibujo de cepas viejas con hojas y racimos de colores.

A principios del año que viene, la colección incorporará un nuevo exponente, un vino blanco elaborado íntegramente con xarel·lo, la variedad más extendida en el Penedès, de la
añada 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí