Bodega Ibizkus, biodiversidad y riqueza vitícola en la isla de Ibiza

0
238

Ibizkus presenta las nuevas añadas de Ibizkus Blanco e Ibizkus Rosado consolidada como un emblema de la IGP “Vino de la Tierra de Ibiza”, tanto por el volumen de producción como por la calidad de sus vinos

Con la endémica monastrell como variedad principal y ‘leit motiv’ de su proyecto vitícola, Ibizkus elabora ocho vinos con sabor a Ibiza con el aclamado Ibizkus Rosado como etiqueta insignia

Desde su fundación en el año 2007, Bodega Ibizkus se ha mantenido fiel a su  filosofía y propósito fundacional: crear los mejores monovarietales posibles a partir de las variedades tradicionales de la isla de Ibiza, impulsando la conservación de los viñedos y recuperando una tradición vitícola que en Ibiza hay que remontar a 2.700 años atrás.

Bajo la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Vino de la Tierra de Ibiza, Ibizkus elabora vinos rosado, tinto y blanco de producción limitada siguiendo un procedimiento estrictamente ecológico a partir de las variedades locales de la isla: Monastrell como variedad principal para el tinto y el rosado y la Malvasía o Greg Ibicenca para el blanco. Son, como explica David Lorenzo, director técnico de la bodega, «vinos expresivos, con mucha personalidad y una identidad muy vinculada a la isla, de aromas profundos, provocadores y balsámicos, de cuerpo suave y estructurado».

Una colección de vinos artesanales, frescos y equilibrados, que ha ido creciendo a lo largo de estos 13 años y que se elaboran a partir de las mejores uvas de sus más de 40 hectáreas de viñedos, recolectadas manualmente y fermentadas individualmente por parcelas.

Repartidas en varias parcelas localizadas principalmente al oeste de la isla, en suelos arcillosos de tipo pardo rojizo con un horizonte de costra caliza sobre valles de poca altitud situados en pueblos de tradición vitícola y agrícola históricas como Sant Josep y Sant Mateu, los viñedos Ibizkus regalan bellos paisajes con el mar de fondo y representan el 50 por ciento de la superficie total de vid de la isla, de los que un 90 por ciento son Monastrell y el 10 por ciento restante incluye Malvasía, Cabernet Sauvignon, Macabeo, Moscatel, Syrah y Chardonnay.

Ibizkus, Totem, Can Bassó

Apasionados por la noción de ‘terroir’, Ibizkus elabora actualmente ocho vinos bajo tres etiquetas: Ibizkus, Totem y Can Bassó.

Ibizkus Rosado es el buque insignia de la bodega y uno de los selectos rosados con paso por roble que se producen en España. Un rosado elaborado casi íntegramente con Monastrell (93%) al que se aporta más estructura y diversidad con Cabernet Sauvignon y Syrah. De color rosa salmón pálido con reflejos dorados y predominio de aromas florales, es uno de los dos primeros vinos elaborados por la bodega -desde el año 2007-, hoy convertido en un icono de la marca y en un referente para los amantes del rosado. Representa más del 60 por ciento del total de la producción de la bodega. Fresco y con el carácter más floral y complejo de los últimos años, la añada 2019 es valorada por el director técnico de la bodega como «muy buena».

Bajo la etiqueta Ibizkus Tinto, la bodega comenzó a elaborar a partir de 2008 dos monovarietales: Ibizkus 100% Monastrell e Ibizkus 100% Syrah. Ibizkus Tinto Monastrell 2016, un assemblage de pie franco, obtuvo 92 puntos en la Guía Peñín de 2019; y la de 2017, última añada elaborada, obtuvo 90 puntos en la Robert Parker. Son un magnífico exponente de la IGP Vino de la Tierra de Ibiza.

Ibizkus Blanco se elabora desde 2014 con la Malvasía local como variedad principal, además de Macabeo, Moscatel y Chardonnay. Su color amarillo pajizo con matices dorados es, junto con el equilibrio del coupage y una breve fermentación maloláctica en barrica, su seña de identidad. Es el único blanco elaborado por la bodega. La añada 2019 ofrece, en palabras del enólogo, «un versión fluida y fresca, sin perder su carácter mediterráneo».

En línea con el objetivo de producir excelentes monovarietales y marcar una referencia de calidad para vendimias excepcionales, Ibizkus lanzó en 2007 la línea Totem. Con una producción muy limitada, de entre 600 y 1.200 botellas, Totem presenta dos monovarietales de parcela única 100% Monastrell y cepas prexiloxera o de pie franco de entre 80 y 100 años de antigüedad, con paso por barrica de roble francés: Totem Tinto y Totem Rosado. Unos vinos de calidad probada que han conseguido que, por primera vez, la IGP Vino de la Tierra de Ibiza entre en la prestigiosa guía The Wine Advocate de Robert Parker, en cuya edición 2020 Totem Tinto 2017 ha obtenido 90 puntos y Totem Rosado 2017 una puntuación de 90+.

Por último Can Bassó, la línea más joven de la bodega. Estrenándose este 2020 con un rosado y un tinto, refleja la voluntad de Ibizkus de crecer y elaborar nuevos productos, impulsando el vigor y el reconocimiento de la IGP Vinos de la Tierra de Ibiza. Con Can Bassó, Ibizkus introduce por primera vez Cabernet Sauvignon como variedad principal en sus elaboraciones, conjuntamente con la Monastrell en el tinto.

Cuatro tintos, tres rosados y un blanco de esencia ibicenca que reivindican a Ibiza como tierra legendaria de vinos y viñedos y el valor de las variedades locales, explorando las posibilidades expresivas de un uva rica en matices como es la Monastrell y manteniendo la biodiversidad y la riqueza vitícola de la isla.

Con una producción anual media de 80.000 botellas, Ibizkus lanza las añadas 2019 de Ibizkus Rosado e Ibizkus Blanco, consideradas por el enólogo como dos buenas añadas, y se consolida como la principal bodega de Ibiza, tanto por su volumen de producción como por la calidad de sus vinos, elaborados con un procedimiento estrictamente ecológico.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí