Bajo el nombre de “Explorando vinos: nuestra tierra” estas tres bodegas se suben al carro del crowdfunding para dar a conocer sus vinos y fomentar el desarrollo rural en su región. Y es precisamente la tierra lo que tienen en común: todas ellas están ubicadas en la falda de la Sierra de la Culebra (Zamora), que desde 2015 forma parte de la Reserva de la Biosfera de la UNESCO. Esa tierra que comparten es lo que aporta a sus viñedos y a sus vinos de una personalidad propia, que los hace diferentes de los demás y que, unido a la antigüedad de sus cepas y a su cultivo artesanal, han sido el punto de partida de este interesante proyecto.

Rubén Gago, creador de la campaña de crowfounding y gerente de Cepas de la Culebra, nos explica en qué consiste “Explorando vinos: nuestra tierra” y cuál es su finalidad.

-¿Qué bodegas participáis en este proyecto?

Somos Ramayal, que está en Ferreruera de Tábara (Zamora), Bodega Castro Mendi, en Alistana de San Blas (Zamora) y Cepas de la Culebra, en Riofrío de Aliste (Zamora). También está a punto de sumarse al proyecto Bodegas Aliste, en Figueruela de Abajo (Zamora), y otra más, que está aún trabajando en el vino y se unirá en cuanto lo tenga en el mercado.

Castro-mendi_Ramayal_Cepas-Culebra_crowdfunding_de-vinos-1

-¿Qué tenéis en común entre todas ellas?

La tierra, por supuesto, es lo que destacaría en primer lugar; y luego la intención de dar a conocer nuestra zona a través del vino y favorecer el desarrollo rural de éste área, que en general es poco conocida.

-¿Cuál es el objetivo?

Bueno, el objetivo principal es conseguir financiación para poder concluir la elaboración del vino, pero no solo eso; la idea de utilizar el crowdfunding es conseguir mecenas que participen activamente en el proceso de elaboración del vino y estrechar lazos con ellos para hacerlos partícipes del resultado final; creemos que es importante que recorran con nosotros todo el camino. Además, hay una parte importante de comunicación, porque para que un proyecto de crowdfunding salga adelante hay que acompañarlo de muchas acciones de comunicación que ayudan también para dar a conocer nuestras bodegas y nuestro producto.

-¿Qué tal acogida está teniendo la campaña?

Bastante buena, la verdad. Además algunos medios de comunicación se han interesado en la campaña y nos ha dado cobertura, lo que es muy importante para bodegas pequeñas como las nuestras.

-¿Por qué habéis optado por este sistema de financiación y no por otros?

Sobre todo por la relación que se crea entre el mecenas y la bodega; el mecenas se ve implicado en todo el proceso y eso le acerca mucho al vino y a la tierra. Además, se genera actividad en el entorno rural lo que contribuye al desarrollo de la zona y eso supone un valor añadido al proyecto.

-¿Qué obtienen a cambio las personas que decidan colaborar en el proyecto?

Las recompensas están centradas en el vino, pero también hay algunas opciones, en función de la opción que se elija, como realizar visitas a nuestra tierra y a nuestras bodegas. Además, como queremos crear un club de amigos del vino, nuestros mecenas serán miembros de honor de este club, con lo que también tendrán importantes ventajas como descuentos, invitaciones a eventos, etc.

-¿Cómo estáis dando difusión a este proyecto de crowfounding?Castro-mendi_Ramayal_Cepas-Culebra_crowdfunding_de-vinos-2

Principalmente a través de los medios de comunicación y de las redes sociales, pero también vamos a organizar algunos eventos y catas para dar a conocer el proyecto y nuestros vinos.

-¿Tenéis entre manos alguna otra iniciativa en común?

La idea es crear una asociación que canalice todas las acciones y que pueda ir creciendo y que, además de bodegas, agrupe también otros establecimientos como los de hostelería, por ejemplo. Justo después de Semana Santa ya tenemos previsto un evento con la Asociación de Sumilleres de Zamora, y cuanto tengamos establecidas las bases, se irán organizando muchas más cosas.

-¿Qué limitaciones tienen las bodegas pequeñas, en tu opinión?

Partimos de la base de que nuestra uva procede de parcelas pequeñas con una producción costosa, y además, un volumen pequeño de comercialización, lo que no atrae a los distribuidores ni a los puntos de venta. Por eso nosotros tenemos que competir con otras cosas porque en precio es imposible. Nuestro valor añadido es el trabajo manual y el cariño que se pone en la elaboración del vino.

-¿Estáis exportando fuera de España?

De momento, tenemos un comprador en Bélgica que demanda nuestro vino, pero estamos intentando asistir a ferias internacionales para que nos conozcan y poder ampliar este mercado. Cuando la asociación esté creada, iremos de la mano en este tipo de actividades y será más sencillo, aprovechando las sinergias que tenemos en común.

¡Animaos y participad en este interesante proyecto! El plazo para convertirte en mecenas finaliza el próximo día 17 de febrero. Toda la información sobre las bodegas, sus vinos y las diferentes opciones de colaboración están en este enlace.

About the Author

Related Posts

Todos los seguidores de la serie de TVE “Cuéntame” conocen este vino. Es el que elabora Antonio...

Cuando Juan Esteban, abuelo de los actuales propietarios de Bodegas Valderiz, plantó el viñedo en...

La finca Las Tejoneras (Villa del Prado, Madrid), donde está ubicada la bodega Nueva Valverde es...

Escribe un comentario