El concepto del nuevo diseño potencia el nombre del vino, ilustrando con sentido del humor las peculiares y a veces difíciles condiciones climáticas de la tierra donde se cultiva. Vestido en una botella borgoñona isis, El Paraguas Atlántico 2015 ha sido vinificado con un 85% de treixadura, que ha sido ensamblado con un 11% de godello y un 4% de albariño. Un blanco que interpreta la naturaleza de las añadas, pero que siempre ofrece un estilo común muy identificable.

Desde esta semana ya está a la venta con esta nueva imagen la quinta añada del vino más popular de la bodega, El Paraguas Atlántico 2015. Con una producción limitada a 6.400 botellas, misma cantidad que en la cosecha precedente de 2014, el nuevo Paraguas cambia absolutamente de imagen, desde la botella, pasando por la cápsula de cera y, por supuesto, la etiqueta.

El lanzamiento de la nueva imagen de este vino coincide, además, con la inauguración de una nueva sede de la bodega en Ourense (Galicia).

 

Sobre el autor

Entradas relacionadas

Ensamblaje de viura y tempranillo blanco, ofrece singularidad a los aficionados a la búsqueda de...

VinDuero-VinDouro, el mayor certamen Internacional de Vinos de España y Portugal, presenta el...

La bodega Vicente Gandía, la mayor de la Comunidad Valenciana, ha sido altamente reconocida en 38...

Escribe un comentario